© 2015 :::  Mujeres de Liderazgo

Managua, Nicaragua

RECIBA ACTUALIZACIONES

January 11, 2018

Please reload

Publicaciones Recientes

Guía básica para detectar sexismo en los medios

November 7, 2017

En la tele, la radio, la internet, periódicos, revistas, libros, vallas publicitarias, anuncios, películas, videojuegos, música… en cada mensaje que recibimos de la industria mediática hay mucho más que analizar y detectar de lo que creemos.

 

Leer entre líneas, tener la capacidad de analizar todo lo implícito que contiene un mensaje, es una habilidad esencial hoy día. Estamos siendo constantemente bombardeados por mensajes envueltos cada vez de formas más complejas y atractivas. Hemos, además, pasado de ser simples receptores a crear y publicar contenido gracias a la internet con las infinitas posibilidades que nos ofrece. El juego ha cambiado, pues ahora los mensajes los creamos y digerimos de forma colectiva y eso requiere que nuestro pensamiento crítico sea mayor.

 

 

 

Necesitamos “alfabetizarnos”. O realfabetizarnos. La alfabetización mediática (del término en inglés media literacy) pretende que las personas sean capaces de analizar, evaluar y entender en su totalidad los mensajes que reciben a cada momento a través de los medios. Se trata de que seamos mejores ciudadanos, con mayor criterio y mejor entendimiento de cómo los contenidos mediáticos dan forma a nuestra cultura y lo que somos como sociedad para, de esta forma, transformarlos. La alfabetización mediática es como una especie de nuevo lente que, una vez inserto, nos permitirá reconocer en cada mensaje qué es lo quieren que creamos o que hagamos, identificar estrategias de persuasión usadas, encontrar los sesgos, mentiras, ángulos, información incorrecta, descubrir las partes de la historia que se ocultan, tomar en cuenta la historia, la cultura, el privilegio y el poder allí representados.

 

Los mensajes basados en roles tradicionales de lo que debe ser y hacer un hombre o una mujer afectan a toda la sociedad. Sí es cierto que hay avances y los materiales abiertamente sexistas, clasistas o racistas son cada vez menos frecuentes, pero también es cierto que hay muchas sutilezas, que la mayoría de personas pasa por alto, que contribuyen a que los mensajes sean más dañinos de lo que a simple vista parecen.

 

Cada uno de nosotros, como audiencia y como creadores de contenidos (es decir periodistas, editores, fotógrafos, diseñadores gráficos, publicistas), estamos llamados a fiscalizar los mensajes que nos rondan. ¿Son sexistas los mensajes que hacemos y recibimos de los medios? ¿Cómo ese sexismo nos impacta como sociedad? Esta guía, retomada del documento pedagógico “Cinco Preguntas básicas de la Alfabetización Mediática” del sitio medialit.org, puede ser un instrumento para que empecemos, entre todos, a “alfabetizarnos” para identificar qué es lo que los medios en Nicaragua nos están dando y cómo nos afecta, especialmente cuando de contenido sexista se trata, el cual perpetúa la desigualdad en nuestra sociedad.

 

Estas son las preguntas que debemos hacernos sobre cualquier contenido que queramos analizar:


1. ¿Quién creó este mensaje?

 

Todos los mensajes son construidos. No son “naturales” aunque se vean “reales”. Es importante saber que alguien creó el mensaje y quién es ese alguien. Ese alguien, además, tomó decisiones sobre qué palabras usar, cuáles quitar, qué fotos poner, qué música usar y en qué momento.

 

 

 

En este caso, ¿Qué elementos se usaron en este vídeo? ¿Qué elecciones tomó quien lo creó acerca de cómo representar a la adolescente?


 

2.  ¿Qué técnicas creativas se usaron para atraer mi atención?

 

El contenido mediático se construye usando lenguaje creativo con sus propias reglas. Es importante analizar qué formato se escogió y la manera en que el mensaje fue construido: palabras, colores, música, movimiento, ángulos de cámara, cada elemento del lenguaje visual y cómo cada técnica influye en los diferentes significados que podemos darle a un mensaje.

 

 

 

En este anuncio, ¿qué música, movimientos, planos, ángulos de cámara se usaron? ¿Cómo se usa al personaje femenino dentro de la creatividad?

 

3. ¿Cómo las diferentes personas podrían interpretar este mensaje de forma distinta a la que yo lo interpreto?

 

Cada persona experimenta diferente el mismo contenido. Nuestras diferencias influencian las diferentes interpretaciones de los mensajes, al mismo tiempo que nuestras similitudes  crean entendimiento común. Así, es importante escuchar múltiples interpretaciones para evaluar el mensaje y al mismo tiempo entender las similitudes que usan los creadores de contenido para influenciar la opinión de algún segmento de la población.

 

 

  

 

¿Qué interpretaciones tengo del mensaje que da el reportaje sobre la mujer? ¿Qué otras interpretaciones podrían existir sobre el papel que se le asigna a la mujer en este reportaje?

 

4. ¿Qué estilos de vida, valores y puntos de vista están representados u omitidos en este mensaje?

 

Todos los mensajes mediáticos llevan mensajes sutiles sobre qué y quién es importante. Las decisiones de la edad, género o raza de un personaje, las actitudes que se presentan, el contexto (rural, urbano, rico, pobre), así como las acciones que vemos, inevitablemente reflejan los valores, actitudes y puntos de vista de quienes construyen el mensaje. Los valores en los medios tradicionales usualmente refuerzan estereotipos y confirman el sistema social existente. Si somos capaces de cuestionar los valores que se presentan en los mensajes, seremos más astutos al escoger rechazar o aceptar el mensaje.

 

 

¿Qué y quién es importante según este titular? ¿Qué mensaje envía el titular según la construcción y las palabras que se usaron? ¿Qué punto de vista es omitido?

 

5. ¿Por qué nos mandan este mensaje?

 

La mayoría de mensajes se estructuran para obtener ganancias y/o poder. Se trata de entender el motivo o propósito detrás y cómo el mensaje está influido por dinero, ego o ideología. Los medios venden no solo los productos que se le anuncian a la audiencia, sino también se le vende la audiencia al anunciante. Es importante entender el giro ideológico o comercial que hay detrás de cada mensaje. Con el internet y las redes sociales, más individuos tienen la posibilidad de persuadir a otros sobre algún punto de vista, positivo o negativo, por eso los usuarios deben reconocer las intenciones (positivas o negativas) detrás de cada contenido que consumen.  

 

 

 

 

¿Cuál es la intención de esta página de memes en Facebook? ¿Cuáles son las intenciones detrás de este meme? ¿Qué punto de vista expone quien lo publicó?

 

Media Literacy Project explica cómo esta habilidad es el medio para que demandemos una transformación y que los mensajes sirvan para construir sociedades más justas.  Al “alfabetizarnos”, creamos una nueva relación con los medios porque tenemos mayor control de lo que consumimos, pasamos a ser una audiencia empoderada a la que ya no se le trata como un mercado pasivo al que se le da lo que sea, sino como comunidades exigentes que, además, tienen la capacidad de crear mensajes con consciencia y responsabilidad social.

 

Analizar estos conceptos de identidad basada en el género en los contenidos de los medios y, además, observar detenidamente las representaciones de la raza, la orientación sexual, la etnia, la discapacidad, la religión y la edad es necesario para desmantelar mensajes nocivos y crear nuevos, si queremos que los medios sean un agente de cambio, en vez de parte de un círculo vicioso.

 

Mucho podemos hacer como ciudadanos para cambiar la sociedad y los medios. Mejorar nuestra capacidad de análisis de los contenidos que recibimos y señalar los que destruyen y no construyen es una parte importante. Hagamos nuestra parte.

(El artículo pedagógico de medialit.org está disponible para su lectura en inglés aquí)

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square